* Vuela a las Islas Canarias desde 58 euros

 

 NATACIÓN / Travesías a nado entre islas

 


Entró en la leyenda  
David Meca completa la travesía La Gomera - Tenerife  / agosto 2001

        David Meca entró en la leyenda. El plusmarquista mundial de larga distancia estableció una nueva marca en su colección de hazañas: 44,500 kilómetros, en 8 horas y seis minutos. Justa la distancia que separa las orillas de las islas canarias de La Gomera y Tenerife. Más de 10.000 personas tributaron un multitudinario recibimiento al nadador catalán al contribuir con éxito en esta gesta de precedentes legendarios. El Parque Nacional de Garajonay, en La Gomera, reconocido por la UNESCO como Bien Natural del Patrimonio Mundial por su incalculable valor natural y científico, debe su nombre a la leyenda aborigen que protagonizó el príncipe Jonay, que nadó esta misma distancia para encontrarse con la joven princesa gomera  Gara.

        Apenas veinte días después de su último récord, David Meca consiguió cubrir a nado los 44 kilómetros de la ruta canaria. “Lo más difícil fue la traviesa”, confesó el nadador. Se refiere a una zona próxima a La Gomera con abundantes corrientes y fuerte marejada. Una vez superado este primer obstáculo, David Meca fue escoltado por las ballenas piloto hasta las playas de Las Vistas. Las cifras de su récord son escalofriantes: 5,3 kilómetros a la hora. 
 

Distancia:

44,5 kilómetros / 23 millas náuticas

Tiempo:

8 horas y 6 minutos.

Velocidad media:

5,3 km/h. /  70 brazadas por minuto

Último récord: 

35 kilómetros/5h y 45m./Torrevieja – Tabarca/Alicante 2001


 

 

 


Más difícil todavía  
Meca se convierte en el primer nadador que consigue cubrir la travesía
Tenerife - Gran Canaria
/ septiembre 2002

         Lo realizado por el nadador catalán David Meca rebasa los límites de la capacidad humana.  Meca completó con éxito la travesía a nado entre las islas de Tenerife y Gran Canaria, casi 100 kilómetros de distancia, en los que invirtió un tiempo de 22 horas y 56 minutos. Una hazaña que tiene el valor añadido de realizarla a mar abierto,  desafiando las bajas temperaturas del agua, los animales y hasta su propia condición física,  para inscribirlo en los libros de proezas humanas. Una gesta que no resiste comparación. 
   Más de 10.000 personas le esperaron hasta las once de la noche en la playa de Las Canteras, escenario emblemático de Las Palmas de Gran Canaria. Meca había consumado el más difícil todavía. 
  “Esto ha sido lo más grande que me ha pasado en la vida. A las dos horas pensé en abandonar, pero antes muerto que retirarme", declaró el nadador en una entrevista concedida el viernes a radio Insular de La Gomera. Porque su relación con las islas comenzó en agosto de 2001, cuando completó con éxito el recorrido entre las islas de La Gomera y Tenerife. 
      Meca reconoció que tenía "mucho miedo" a la noche. "Siempre dije que nunca nadaría de noche, y por eso tuve que hacerlo con gafas negras para no ver absolutamente nada. Fueron ocho horas de absoluta oscuridad", dijo. Igualmente reconoció que estuvo a punto de abandonar nada más tomar la salida en Santa Cruz de Tenerife .
 "A la hora y media empecé a vomitar y no pude seguir usando la jaula de protección por las malas condiciones del mar. Llegué a pensar en la retirada pero desistí por la cantidad de gente de Tenerife y Gran Canaria que estaban deseando este proyecto. Gracias a la ayuda de la preparación psicológica y a los ánimos de la Asociación Mundo del Silencio, que quiere mucho nuestras aguas y a sus animales marinos pude seguir la travesía", resaltó el nadador.

 


 

 

*  Vuelos a Canarias: 48€ trayecto



 

 

 

     
                                        Diseño   SALACANARIAS  S. L.

© DXT Producciones SL-  Islas Canarias  CONTACTO